La Reconquista cristiana de Zaragoza (1118)

toma de Zaragoza (1118)

«El batallador en Zaragoza»

En anteriores artículos hablamos de la Taifa de Zaragoza y de como fue protegida por Rodrigo Díaz de Vivar. En este trataremos la Reconquista cristiana de Zaragoza por el rey de Aragón en el 1118. 

La Taifa de Zaragoza antes de la Reconquista cristiana

Durante el siglo XI, Zaragoza se convirtió en la capital de un reino musulmán independiente. Si bien a mediados del siglo XI, este reino había logrado consolidarse e incluso ampliarse hacia la costa levantina, para finales del siglo XI los hayib o reyes taifa de Saraqusta no pudieron contener el avance de los aragoneses por el norte, y el del Imperio almorávide desde el sur.

La estrategia que siguieron los reyes taifas para sobrevivir fue pagar parias a los reinos cristianos vecinos para que protegiesen sus fronteras. A la larga esta política creó una facción almorávide la cual prefería que Zaragoza formase parte del Imperio almorávide. Y es que los súbditos que pertenecían a dicha facción no querían seguir teniendo que costear las parias que el rey taifa saraqustí pagaba a los cristianos.

Esa facción solicitó la intervención de los almorávides que se hicieron con el control de Zaragoza, tras huir el último rey taifa de la ciudad Abd Al-Malik.

taifa de Zaragoza hacia el siglo XII
Mapa en el que aparece la Taifa de Zaragoza en sus últimos años de existencia

El Reino de Aragón antes de la reconquista cristiana de Zaragoza

Aragón pasó a ser una entidad independiente tras morir el rey Sancho III «El Mayor» de Pamplona en el 1035. Ramiro, el hijo mayor pero bastardo de Sancho III, recibió Aragón como herencia. Ramiro además incorporó los condados de Sobrarbe y Ribagorza tras morir su hermano Gonzalo que había sido conde de estos territorios. 

A Ramiro I le sucede en el 1063 su hijo Sancho Ramírez. Sancho Ramírez heredó aparte del trono aragonés, el pamplonés. Se expandió hacia el sur conquistando Graus, Monzón y Ayerbe. Además Sancho Ramírez, en un viaje que realizó a Roma, enfeudó el reino de Aragón al Papado consiguiendo que su corona obtuviera legitimación pontificia.

Pedro I, hijo de Sancho Ramírez heredó el trono en el 1094. Pedro I conquistó Huesca tras la batalla de Alcoraz del 1096. Al morir sin herederos el 1104 su hermano Alfonso I recibió la corona aragonesa.

reconquista del valle del Ebro
Expansión de Aragón

Alfonso I «El Batallador». El hacedor de la Reconquista cristiana de Zaragoza. 

Alfonso I nació en el 1073. Fue educado en el monasterio de San Pedro de Siresa, un monasterio ubicado en el valle de Hecho. 

Era el tercero de sus hermanos en edad y por lo tanto se pensaba que no accedería al trono. No obstante, la muerte de sus hermanos sin hijos varones vivos hizo que fuera coronado en el 1104. 

Alfonso I se casó en el 1109 con Urraca I, reina de León, produciéndose de este modo la unión de los dos reinos cristianos de la península. Durante varios años estuvo interviniendo en León, intentando pacificar el reino, el cual estaba dividido por disputas nobiliarias. Finalmente, en el 1114 acabó divorciándose de Urraca y centró sus esfuerzos en la conquista del Valle del Ebro.

Alfonso I El Batallador
Alfonso I

El asedio de la Reconquista cristiana de Zaragoza

Poco duró la dominación almorávide de Zaragoza ya que en el 1118 el rey Alfonso I comenzó el asedio de la ciudad. En el asedio participaron no solo aragoneses, también lucharon huestes navarras. Recordemos que el rey Alfonso tenía el título de rey de Pamplona, además del de Aragón. 

También se animaron algunos francos a participar en la conquista de Zaragoza. Y es que  según la crónica de Saint Maixent en el concilio de Toulouse se había predicado una expedición cristiana para liberar la ciudad con los honores de cruzada. En consecuencia, participar en la conquista de Zaragoza premiaba con una serie de beneficios espirituales. Tales beneficios espirituales también se podían conseguir con una aportación económica que sufragaría los gastos del asedio.

El más célebre franco que participó en la conquista de Zaragoza fue Gastón IV, vizconde de Bearne. Dicho noble francés había participado en la Primera Cruzada en la cual se llegó a asediar y conquistar Jerusalén en el 1099. Gastón IV destacó tanto en Jerusalén como en Zaragoza construyendo máquinas de asedio conocidas como ”castillos rodantes”.

Las tropas se instalaron en el terreno que hoy en día ocupa el barrio rural de Juslibol. Allá los aragoneses repetían el lema «Deus lo Bol». Deus lo Bol era la versión en aragonés de «Deus Vult», es decir «Dios lo quiere». El nombre actual de Juslibol de hecho es una derivación de Deus Lo Bol. 

El asedio duró varios meses, de mayo a diciembre del 1118. A pesar de que la maquinas de asedio que usaron los sitiadores imponían mucho en esa época, historiadores como Manuel Grau Montserrat apuntaron que el hambre fue el factor más determinante para lograr la rendición de la plaza.

mapa zaragoza musulmana
Mapa de Saraqusta
las tropas de Alfonso I se asentaron aquí para reconquistar Zaragoza
Restos del Castillo de Miranda en Juslibol
maquina de aseop
Castillo Rodante

La caída de la Zaragoza Musulmana

Alfonso I El Batallador pactó en el 1118 con notables musulmanes la rendición de Zaragoza. El rey aragonés acordó que los musulmanes podrían seguir viviendo en la ciudad siempre y cuando lo hicieran en los arrabales. 

Los musulmanes en consecuencia construirán su morería alrededor de la plaza de la Alfóndiga, hoy conocida como Salamero. En la mismísima Calle Azoque se encontraba el zoco musulmán de la ciudad.

El centro amurallado de la ciudad será ocupado por los reconquistadores cristianos los cuales reconvertirán la Mezquita Mayor de Saraqusta en la catedral que hoy en día conocemos como La Seo. 

Entre dichos reconquistadores cristianos habrá aragoneses, pero también navarros y occitanos. Para atraer más cristianos a la ciudad se promulgó el Fuero de Zaragoza (1119) que daba el estatus de infanzón a los nuevos habitantes de la ciudad. Adicionalmente se les otorgará el Privilegio de los Veinte (1129) que supondrá que los zaragozanos puedan ellos mismos «capturar y castigar al malhechor» que les hubiera inferido un daño.

Entre 1124 y 1126 Alfonso I realizó una expedición contra el sur del Al Ándalus en la que consiguió convencer a unos diez mil mozárabes de que se mudaran a su reino donde estarían a salvo de los almorávides.

la mezquita de Saraqusta fue convertida en catedral
La Mezquita Mayor de Saraqusta pasó a ser la catedral de la nueva Zaragoza cristiana
Referencias bibilográficas

Dbe.rah.es. 2022. ‘Abd al-Malik ‘Imad al-Dawla | Real Academia de la Historia. [online] Available at: <https://dbe.rah.es/biografias/7472/abd-al-malik-imad-al-dawla> [Accessed 24 March 2022].

Dbe.rah.es. 2022. Alfonso I de Aragón | Real Academia de la Historia. [online] Available at: <https://dbe.rah.es/biografias/6347/alfonso-i-de-aragon> [Accessed 28 March 2022].

Grau Monserrat, M., 1958. Contribución al estudio del estado cultural del valle del Ebro en el siglo XI y principios del XII. [Barcelona]: [Real Academia de Buenas Letras de Barcelona].

Castro, J. R. & Institución Príncipe de Viana. (1946). La reconquista de las tierras del Ebro. Institución Príncipe de Viana